La biografía del fundador de Apple aterriza con la idea de batir un récord en taquilla

Aún estamos en la era de Apple, por lo que no es de extrañar la fascinación reinante por el personaje que lo fundó, Steve Jobs, y por la llegada a los cines de una pequeña parte de su vida y hazañas, “Steve Jobs”, un título con la firma del británico Danny Boyle y protagonizada por un alemán, Michael Fassbender.

De momento, y a falta de que eche a andar en miles de salas de cine en Estados Unidos y el resto del mundo el 23 de octubre, la recaudación promete ser espectacular, con más de medio millón de dólares ingresados en unos pocos cines en Los Angeles y Nueva York durante el pasado fin de semana. Nada que ver con la presentación de la anterior versión del personaje californiano en manos de Joshua Michael Stern e interpretada por Ashton Kutcher, “Jobs”.

Eso sucedió en 2013 aunque la repercusión no fue la deseada, por no hablar de la crítica, que se cebó con Kutcher y su interpretación del visionario y empresario. En este caso, el asunto iba mucho más en serio desde el principio por el hecho de que estuviera Aaron Sorkin detrás, el guionista que se hizo célebre con su trabajo en “The Social Network” sobre la figura de Mark Zuckerberg y su red social, Facebook.

Sony adquirió los derechos del libro de la biografía autorizada de Jobs escrita por Walter Isaacson, aunque después acabó por abandonar el proyecto, que retomó Universal Pictures. No había comenzado todavía el baile de nombres, con Michael Fassbender como ganador de un casting en el que hubo muchos nombres involucrados. Se llegó a hablar de George Clooney, Christian Bale, Leonardo DiCaprio, Matt Damon, Ben Affleck y Bradley Cooper para interpretar el papel de Jobs, pero al final el papel fue para el alemán.

Bale fue el elegido por David Fincher, el director de “The Social Network”, en la que hubiera sido la pareja soñada para hacer otra cinta biográfica con Silicon Valley de fondo junto a Sorkin. Pero Fincher no pudo llegar a un acuerdo y entró en escena Boyle, que ya sabía que el guión giraría en torno a 16 años clave en la vida de Jobs y no desde su infancia. EC

Más artículos de interes