Los estudios presentan un nuevo superhéroe con Paul Rudd como su protagonista

Alejandro González Iñárritu dijo hace unos días que las películas de superhéroes son un genocidio cultural, un epíteto interesante en plena era de proliferación de esta clase de productos que ahora asiste al nacimiento de otra potencial franquicia millonaria, “Ant-Man”.

A simple vista, tiene pinta de que será otro gran éxito comercial, un producto escindido de los comics de Marvel que tan buen resultado han dado y con un cierto aire a “Iron Man”, la cinta de 2008 que ayudó a prender la mecha en toda la cadena de taquillazos de los que se ha nutrido ese universo en los últimos años, ahora propiedad de Disney.

Con esta ya son 12 las cintas que han pasado por la gran pantalla, esta protagonizada por un Paul Rudd que en principio no tenía aspecto ninguno de ser un superhéroe, pero que se ha adaptado a las necesidades del guión con entusiasmo.

Su papel es el de Scott Lang, también conocido como Ant-Man, un ladrón de poca monta que adquiere un traje con las virtudes de una hormiga, reducción de tamaño y una fuerza sobrenatural, pero que acaba haciendo el bien con esos poderes.

Los productores fueron conscientes de lo atípico de la elección del actor de 46 años, acostumbrado a otro tipo de papeles completamente diferentes, pero insistieron en el encanto de transformar a alguien así, que ha trabajado con personajes infantiles como Elmo en su lado más tierno, a ser un bienhechor que puede salvar al mundo de su destrucción.

“No está acostumbrado a ser un héroe”, dijo Peyton Reed, el director de la película. “Se parece más al personaje de George Clooney en Ocean’s Eleven. Es un tipo que está tratando de crear una vida de redención”.

La adaptación no solo requirió de entender el personaje sino de una preparación física muy específica. Rudd confesó que tuvo que cortar el alcohol, las comidas con fritos y todos los carbohidratos de su dieta, algo que le dio el resultado necesario para exhibir un cuerpo imponente en pantalla.

Los otros personajes son Evangeline Lily como la hija de Hank Pym, un papel que interpreta el veterano Michael Douglas. También están Michael Peña, Tip Harris, Corey Stroll y Bobby Cannavale. EC

Más artículos de interes