El famoso grupo mexicano de rock en español dio un concierto privado en Los Angeles para celebrar los 40 años del Fondo Hispano de Becas

La música del grupo Maná retumbó con fuerza en el Mayan de Los Angeles, donde cientos de invitados especiales disfrutaron de las más conocidas canciones de uno de los grupos de rock en español más reconocidos del mundo de habla hispana.

El motivo del evento era celebrar la Independencia de México y el 40 aniversario del Fondo Hispano de Becas (HSF, por sus siglas en inglés), todo dentro del marco del Mes de la Herencia Hispana. Pero antes de que empezara a sonar la música, se hizo entrega de un cheque por cien mil dólares a la HSF por parte Montejo y Maná, una combinación que a principios de año ya había donado otros 250 mil dólares para la misma causa.

“Queremos que más jóvenes latinos vayan a la universidad, es algo muy importante para nosotros y lo estamos logrando gracias al apoyo de patrocinadores como Montejo y Maná”, comentó Fidel Vargas, presidente y CEO del Fondo Hispano de Becas.

cheque al Fondo Hispano de Becas

Por otro lado, Margarita Flores, vicepresidenta de asuntos comunitarios de Anheuser-Busch, dijo que “es un orgullo poder participar en un evento como éste. Desde hace mucho tiempo tenemos relación con el HSF y hoy, en su 40 aniversario, los quisimos sorprender con 100 mil dólares más para ayudar a nuestra comunidad. Desde que contratamos a Maná y les contamos de nuestros planes para su gira y sobre las becas para los hispanos en Estados Unidos, no tuvieron ninguna duda en decir ‘sí, hagámoslo’. Por nuestra parte, creemos que es nuestra responsabilidad ayudar a nuestra comunidad a triunfar en este país”, agregó Flores.

El ambiente era de fiesta total, pero antes de que Maná saliera al escenario, el cónsul de México en Los Angeles, Carlos M. Sada, habló resaltando la conmemoración de las Fiestas Patrias. “Esta es una noche especial por la celebración de la Independencia de México y otros países. ¡Vivan los mexicanos y que vivan todos los latinos”, gritó con fuerza el diplomático.

De esta forma y con el lugar lleno hasta el tope, Maná se adueñó de la noche con su energía acostumbrada poniendo a cantar con ellos a todos los presentes, en una fiesta a favor de la educación de los hispanos. EC

Más artículos de interes