Con la implementación de la ley ACCESS los estudiantes de bajos recursos se graduarían más rápido y con menos deuda

Las becas o subvenciones Pell (Pell Grant) son un gran alivio para estudiantes de bajos recursos, especialmente porque es dinero que no tienen que pagar de vuelta. El único pero que tienen es que solo cubren la matrícula desde el otoño hasta la primavera, por lo que algunos estudiantes que tienen que tomar clases durante el verano o cursos especiales para poder graduarse de la universidad, tienen que conseguir el dinero por otros medios, como por ejemplo a través de un empleo a tiempo parcial con el riesgo de mejor elegir dejar los estudios para más adelante u olvidarlos por completo.

Eso está a punto de terminar gracias al empuje de las legisladoras demócratas Lucille Roybal-Allard y Linda T. Sánchez, quienes encabezaron una coalición para presentar un proyecto de ley para que la elegibilidad de las becas Pell dure todo el año.

La ley ACCESS reduciría la brecha para estos estudiantes al restaurar las becas Pell durante todo el año y permitiría que tanto los estudiantes de tiempo parcial como los estudiantes de tiempo completo, reciban la beca. La restauración durante todo el año de las subvenciones Pell ayudaría a que un estimado de un millón de estudiantes se gradúen antes y con menos deuda.

“Me siento orgullosa de ayudar a introducir la Ley ACCESS para que podamos reautorizar las subvenciones Pell durante todo el año”, dijo la congresista Roybal-Allard. “La educación puede ayudar a muchos de nuestros estudiantes a llegar a la clase media, pero en este momento sólo el 21 por ciento de los estudiantes de bajos ingresos de Estados Unidos obtienen su título de licenciatura a los 24 años. Reautorizar las becas Pell durante todo el año ayudará a más de estos estudiantes a completar su educación superior y graduarse más rápido y con menos deuda”. EC 

Compartir

Más artículos de interes