Mayweather y Pacquiao podrían subir al ring el 2 de mayo, en lo que sería el combate más lucrativo en la historia del boxeo

El asunto del dinero es lo que más se comenta ante un posible combate entre Floyd Mayweather Jr. y Manny Pacquiao. Todo apunta a que el próximo 2 de mayo se lleve a cabo una pelea que los aficionados del boxeo esperaron durante más de cinco años.

Los dos están por retirarse y antes de que se les acabe la oportunidad de reventar la taquilla y el pago por evento, pues para qué esperar más. Hay 200 millones de dólares en juego, dividido en un porcentaje de 60/40 a favor de Mayweather. Sería la pelea más lucrativa de la historia y dejaría atrás la marca del agarrón entre el propio Mayweather y “El Canelo” Alvarez, en septiembre de 2013, que generó 150 mdd.

El de Michigan llegaría a la pelea con 38 años cumplidos. El filipino con dos años menos. Ya quemaron sus mejores cartuchos, aunque Floyd da la impresión de estar más entero. Claro, en muchas peleas lo único que hace es esquivar, correr y contrarrestar. En cambio, el Pac-man es una máquina de tirar golpes. Pero esa valentía le ha costado algunos tropiezos.

El tagalo ya aceptó las condiciones de Mayweather, quien exigía pelear en una fecha específica, en usar cierto tipo de guantes, en realizar exámenes antidopaje al estilo olímpico (de forma aleatoria) y en la repartición del botín. Manny no quiere dejar escapar esta oportunidad de oro.

Del otro lado la están haciendo de emoción. Pero no hay salida para el moreno. Si quiere retirarse como invicto y seguir reinando en la lista de los atletas más ricos del mundo, tiene que firmar el contrato.

En cuanto al aspecto deportivo, los expertos parecen inclinarse por Mayweather. No creen que Pacquiao logre alcanzarlo. Ya muchos lo intentaron con pobres resultados. Otros dicen que el filipino parece no haberse recuperado al ciento por ciento de aquel salvaje nocaut del mexicano Juan Manuel Márquez en el 2012.

Todo está preparado. El morbo hará el resto. Lo que nadie quiere es una pelea desabrida, pero ya todos conocen el estilo de Mayweather. Total, todo sea por los millones. EC 

Compartir

Más artículos de interes