El torneo Clausura 2016 arrancó con 158 jugadores no nacidos en México… y contando

Cada vez son más. El fútbol mexicano se está saturando de jugadores no nacidos en México. En aras del espectáculo, los dueños de los equipos se sienten forzados a echar mano de los supuestamente mejores elementos foráneos. Por supuesto hay algunos que sí marcan diferencia, pero lo que pasa actualmente es escandaloso, tanto, que muchos de los que llegaron de fuera con contrato se quedan sin jugar porque no dan el ancho.

El número total entre extranjeros y naturalizados es de 158 –y contando– para este torneo que acaba de comenzar. ¿Por qué tantos? Hay muchas razones: Una reducción en el tiempo de espera que tiene un jugador después de obtener sus papeles de naturalización, la voraz relación entre directivos y representantes de jugadores, y para supuestamente mejorar el espectáculo en las canchas mexicanas, aunque con esto último se están llevando entre las patas el futuro de muchos jóvenes canteranos y del fútbol a nivel selección.

Hay tres equipos de los llamados grandes, América (12), Cruz Azul (11) y Pumas (10), que tienen su plantilla colmada de jugadores no nacidos en suelo mexicano y que hace algunos años le daban más oportunidad a sus jóvenes. A excepción de Chivas, el resto de los equipos se siente en desventaja si no contrata foráneos. Es una pena escuchar que cuando se aproxima la fecha de cierre de contratos, tal o cual entrenador confirme que está buscando elementos en el cono sur como si en México, país cien por ciento futbolero, no haya siquiera uno que pueda competir con ellos, o como si fuera obligatorio tener llena su cuota de extranjeros.

¿Habrá otros intereses económicos para firmar a un extranjero? ¿El mexicano, por ser mexicano, está devaluado? El delantero Miguel Sabah, quien acaba de anunciar su retiro, se expresó así en una nota publicada en el diario mexicano Récord: “Eso fue lo más difícil de mi carrera: el soportar varios partidos en la banca porque tenían que meter a quien habían traído porque venía de no sé donde”.

La directiva del Pachuca propuso poner un límite de 8 jugadores no nacidos en México por equipo. Si se acepta la propuesta, ¿qué tal si un plantel decide poner en la cancha a los 8? A ver en qué acaba todo este asunto que está resultando ser muy espinoso. EC

Más artículos de interes