Mientras unos buscan mantenerse en la cima, otros apuntan a salir de la mediocridad y otros a salvarse del descenso

En medio de nuevas contrataciones, despidos y trueques, los 18 equipos de la Liga MX dejan atrás el 2014 y una temporada más para empezar con el pie derecho el torneo Clausura 2015 que comienza este sábado 9 de enero.

Mientras las Aguilas del América siguen disfrutando los efluvios de la copa, eso no les impidió para darle una manota de gato a su plantel. Ahora, con Darwin Quintero, Benedeto y otros refuerzos de peso quieren seguir siendo los reyes de México, guiados por su nuevo timonel. Puede ser dolorosa o de risa la salida de Layún a la segunda división de Inglaterra, pero eso no le perjudicará para nada al cuadro amarillo.

Uno que quiere sacudirse la modorra de una vez por todas es Cruz Azul. Después de su fracaso en el “mundialito” sacudió los medios con el fichaje por dos años del paraguayo Roque Santa Cruz. A ver si el guaraní mete los goles que se perdió Pavone todo el año.

Pero esta temporada los ojos estarán puestos en el fondo de la tabla de cocientes, donde las Chivas se juegan la permanencia, algo nunca antes visto en el balompié azteca. Los tapatíos deberán hacer mejor papel que Puebla, Veracruz y Leones Negros, los otros involucrados en la quema. Los elementos rayados ya tienen fija la estrategia para enfrentar este torneo: un juego inteligente y efectivo, lo que quiere decir que sus seguidores se vayan olvidando del espectáculo.

De los que están en medio, una de las notas bomba fue el anuncio del retiro de Oswaldo Sánchez, quien ya no entró en los planes de Santos y mejor optó por colgar los tacos.

Atlas se quedó en la orilla en la pasada liguilla, pero prometen este año ir con todo para ganar el título que se les ha negado desde 1951. Ya llovió. Querétaro seguirá dando guerra con Ronaldinho, aunque se las verá negras para reemplazar al goleador brasileño Camilo Sanvezzo, quien estará fuera de acción toda la temporada. León estrena técnico y podría ser el regreso de Luis Montes. Es otro torneo, uno en el que cada equipo tiene claros sus propios objetivos. EC

Más artículos de interes