El nuevo técnico de la Selección Mexicana, Juan Carlos Osorio, llega con una libreta repleta de ideas y planteamientos para llevar al equipo a otro nivel

Con Juan Carlos Osorio como el nuevo timonel, la Selección Mexicana enfrenta un nuevo reto: clasificarse a Rusia 2018. No parece muy complicado, aunque siempre hay que prepararse para uno que otro susto. Lo que sí suena como una tarea difícil es que el colombiano termine su contrato. Hay muchas piedras en el camino.

El banquillo de la selección es un hormiguero. En seis años han pasado por allí siete entrenadores. Hay mucha presión y fuego cruzado desde distintas azoteas. Los patrocinadores, los dueños de los equipos, la afición, la prensa, los jugadores. Todos torciéndole el brazo al estratega. Eso encontrará Osorio en su nuevo puesto de trabajo. No es fácil dirigir a un equipo tan mediático y tan volátil como el mexicano, y menos cuando muchos le meten mano de acuerdo a los intereses que hay de por medio.

Con Osorio se esperan más cambios, de forma y de fondo. Para empezar, el entrenador ya manifestó que le gusta jugar con un parado de 4-3-3. Se acabó la famosa línea de 5 del “Piojo” Herrera. Entre sus innovadoras ideas está la rotación de jugadores y las prácticas todos los días. Aquí va a estar difícil. Podrá funcionar con un club, pero no con una selección cuyos jugadores están regados por varias partes y debido a que tampoco hay actividad constante en el calendario de juegos.

Dicen que el colombiano es un perfeccionista, un estudioso y alguien que pone en práctica la repetición constante hasta lograr una ejecución exacta de las jugadas y los movimientos en la cancha. “Nos llamó la atención la preparación que tiene, así como la ilusión y el compromiso que demuestra”, dijo en una entrevista Guillermo Cantú, Secretario General de la Federación Mexicana de Fútbol. “Vine acá por decisión propia. Quiero que la selección juegue bien. Me identifico con el fútbol ofensivo que tiene México. Voy a hacer todo lo posible por convencerlos”, fueron algunas de las frases del flamante técnico del Tri.

Se podrán decir muchas cosas, pero el contrato ya está firmado y ahora solo queda ver como enfrentará el Tri la ronda eliminatoria que comienza en noviembre. EC

Más artículos de interes