¿Será titular Alan Pulido? ¿Jugará junto o sin Zaldívar? ¿Hará olvidar a Omar Bravo?

La llegada de Alan Pulido al redil de las Chivas ha sido un tema recurrente en el fútbol mexicano. Abundan las opiniones, las especulaciones, las críticas y las alabanzas por su incorporación al equipo más popular de México, sobre todo por lo que costó (alrededor de 18 millones de dólares), por su pasado tormentoso con los Tigres y por su fallida aventura en Europa.

Jorge Vergara demostró una vez más que con dinero baila el perro. Tuvo que pagarle a los felinos del norte, al Olympiacos y al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), pero pudo amarrar al tamaulipeco por cinco años. Ante la jugosa oferta, Pulido aceptó regresar, aunque más pronto de lo que pensaba.

¿Cumplirá Pulido con todas las expectativas? ¿Justificará la millonada de su traspaso? ¿Será el nuevo goleador del chiverío? Primero tiene que ganarse la titularidad. Talento y olfato de gol los tiene. Hay que recordar que antes de su partida a Grecia era el delantero referente de la selección olímpica, aunque al final lo cepillaron para meter al “Cepillo” Peralta en la lista que ganó el oro en Londres. Con Tigres había sido determinante cuando le tocó jugar, a pesar de que el “Tuca” Ferreti apenas le daba minutos. Lo de Grecia fue mala pata y malas decisiones.

Eso es lo que muchos se preguntan. Primero, hay que ver si convence a Almeyda, un técnico al que no le tembló la mano cuando tuvo que sentar al “Gullit” Peña y al “Gallito” Vázquez. También hay que ver si el nuevo refuerzo no llega con actitud de diva o de sentirse indispensable. Hasta ahora el equipo trabaja bien, con dinámica y despliegue, y con un Ángel Zaldívar que anda enchufado en la delantera. Pulido tendrá que acoplarse al sistema del equipo, y no al revés.

Por todo el ruido que ha generado, la gente quiere verlo jugar. Vergara desea sacarle jugo a su inversión. Pulido pretende redimirse en el balompié nacional. Las condiciones están dadas para que así suceda; y con un poquito más de morbo al asunto, esperar a ver si le hace un gol a los Tigres en su duelo del 21 de septiembre, para así darle carpetazo final a un romance que terminó mal. EC

Más artículos de interes