Los Carneros dejan San Luis por Los Angeles en busca de un viejo amor que nunca los olvidó

Los Ángeles volverá a tener un equipo de la NFL. No será un equipo nuevo, sino un viejo conocido que se fue hace más de veinte años dejando una honda herida, más dolorosa todavía con la posterior partida de los Raiders. No son los “Malosos” los que regresan, sino los Carneros, que aunque llevaban el apellido de Los Ángeles, jugaban en la vecina ciudad de Anaheim.

Los Rams llegan de San Luis, donde consiguieron el único Súper Tazón que tienen en su historia cuando derrotaron a los Titanes de Tennessee por 23-16, en enero del 2000. Con el anuncio de su regreso a California, la nostalgia por el equipo azul y oro y el logo de los cuernos retorcidos se instaló como una nube en las memorias de aquellos viejos aficionados que los acompañaban en el estadio de la State College Ave., en aquella época de los ochenta y noventa en las que brillaron jugadores como Jim Everett, Erick Dickerson, Vince Ferragamo y Jack Youngblood.

Dickerson, una de sus grandes glorias y miembro del Salón de la Fama, los recibió con la frase “Bienvenidos a casa”. Pero no regresarán a Anaheim, la franquicia tendrá un nuevo estadio que se terminará de construir para el 2019 en la ciudad de Inglewood, mientras tanto, podrían ver acción en el mismísimo Coliseo de Los Ángeles, allí donde brillaran los Raiders.

Por ahí suena que también los Cargadores de San Diego podrían recalar en Los Ángeles, pero no hay nada claro todavía. Si esto sucede, los Chargers jugarían en el mismo estadio pero pagando una renta a los Carneros.

Los Rams tendrán su propio estadio, un megaproyecto que tendría capacidad para 70 mil asientos fijos y la posibilidad de ampliarlo a 30 mil más para eventos especiales. El plan también tiene contemplado que este lugar sería ideal para la organización de un Súper Tazón tan pronto como esté terminado.

Las condiciones parecen estarse cumpliendo poco a poco para que la NFL no vuelva a alejarse de Los Ángeles en mucho tiempo, y para que los aficionados a este deporte tengan un equipo que los represente. Ahora solo falta ver la respuesta de la gente con el renacimiento de una relación que había terminado mal. EC

Más artículos de interes