La renuncia de Lio Messi a su selección sigue haciendo ruido en todo el mundo, sobre todo en Argentina, donde le piden que regrese

Argentina necesita a Lionel Messi. Casi todos en la selección y en aquel país le imploran que vuelva, que reflexione, que recapacite y que no los deje a la deriva con la clasificación al Mundial de Rusia a tiro de piedra.

Muchos lo condenaron sin motivo. Hasta Maradona se atrevió a decir que si el equipo no ganaban la Copa América Centenario que mejor no volvieran, un dardo envenenado dirigido a Messi que al final surtió efecto. Y el genio sucumbió ante la mala vibra de los que no terminan de darle todo el crédito que se merece.

La despedida generó una reacción en cadena. Hasta el presidente argentino Mauricio Macri se sumó al clamor popular que le pide que vuelva, que no los abandone. Las avenidas importantes de Buenos Aires lucen carteles luminosos apoyando la campaña “No te vayas Lio”.

Ahora le perdonan ese penal errado ante Chile y las otras dos finales que no ha podido darle a la selección albiceleste. Hasta Pelé se unió a la causa porque sabe que los genios como Messi no se dan en maceta; a esos hay que exigirles pero también cobijarlos cuando se sienten solos, y Messi ha estado más solo que Adán en el Día de las Madres.

Después de la imagen desgarradora de Lio en la final contra Chile, parece que por fin muchos se dieron cuenta de que él había sido el mejor en el campo para su equipo, el que las luchaba, el que las pedía, el que las generaba. El amor por su selección le salió por los ojos ante la desgracia del fracaso, un gesto que lo congració con muchos de sus compatriotas que lloraron con él.

Nadie sabe si será oficial su retiro de la selección, pero las muestras de cariño y de arrepentimiento por no saberlo valorar siguen en aumento. Lo que da un poco de esperanza son las palabras del masajista del equipo gaucho, Marcelo D’Andrea, personaje muy cercano a la “Pulga”, quien dijo que lo vio tranquilo y que no duda de que va a ir a Rusia. Mientras tanto, todo un país está en vilo. EC 

Más artículos de interes