Pero no siempre ha sido así, en los Juegos de la antigüedad no existía el fútbol.

El deporte que ahora convoca a millones de espectadores nació recién en el siglo XIX y en los anales de la historia de las Olimpiadas aparece como deporte de exhibición hasta París 1900 y San Luis 1904, en donde participaron escuadras no profesionales.

Londres, la cuna del fútbol, fue el escenario ideal para que este deporte fuera oficial durante las Olimpiadas de 1908, siendo el primer partido de la historia del fútbol olímpico el disputado entre Dinamarca y un combi-nado francés, el cual ganaron los daneses por 9-0.

Al final, el torneo lo ganó el cuadro representativo del Reino Unido que venció a la propia Dinamarca por 2-0, llevándose así la primera medalla dorada en esta modalidad.

¿Amateur o profesional?

Siguiendo el espíritu olímpico de aquella época, todos los participantes eran equipos no profesionales, pero había notables diferencias entre uno y otro equipo que a veces arroja resultados muy escandalosos en cuanto al marcador. Incluso hubo dos jugadores, en 1908 y 1912, que marcaron 10 goles en un solo parti-do.

Entre 1948 y 1980, los países del bloque soviético y Europa Oriental sacaron el máximo provecho a la con-dición del amateurismo. Los deportistas no necesitaban “hacerse” profesionales, ya que el Estado les daba grandes beneficios y todas las facilidades para entrenarse y competir a cualquier nivel.

Los equipos que llegaban a la justa olímpica traían consigo una amplia experiencia, por eso arrasaban con sus más jóvenes e inexpertos rivales. De hecho, 23 de las 27 medallas doradas que se entregaron en esa época fueron a parar a equipos de estas regiones.

En los Juegos disputados en Los Angeles en 1984, el Comité Olímpico Internacional (COI), buscando re-avivar el interés por este deporte y para hacerlo más competitivo, aceptó que equipos de continentes en vías de desarrollo, como Africa, Asia y Centroamérica, entre otros, pudieran ser representados por escua-dras profesionales; mientras que las federaciones miembros de la UEFA y la CONMEBOL tenían que enviar a equipos juveniles cuyos elementos no hubieran disputado copas mundiales.

La idea cumplió su cometido, y desde Barcelona 1992 se implantó la regla de que todos los países partici-pantes fueran representado por equipos compuestos por jugadores menores de 23 años, reforzados por tres mayores de esa edad.

Aunque se buscó un total equilibrio entre los competidores, hubo un detalle que hizo que los equipos de Africa descollaran por encima de los demás, si no en el aspecto futbolístico, sí en la potencia física. Es bien sabido que algunos países africanos no llevan o llevaban un registro oficial de la edad de sus ciudadanos, lo que provocaba que muchas fechas de nacimiento no fueran fidedignas.

No era raro ver en la cancha a jugadores ”juveniles” con un físico y estatura superior al promedio.

Nuestras selecciones en las Olimpiadas

La presencia latinoamericana en el fútbol olímpico no ha sido muy próspera que digamos. Solamente se han ganado cuatro medallas doradas en la historia de los juegos, Uruguay en dos ocasiones (1924 y 1928), España (1992) y Argentina (2004) una por bando. Destaca el hecho de que el máximo ganador en copas del mundo, Brasil, no haya obtenido ningún oro en Juegos Olímpicos; se ha quedado corto y sólo ha cose-chado 3 medallas de plata y 1 de bronce.

El primer participante latinoamericano en Juegos Olímpicos fue Uruguay, y lo hizo de forma sobresaliente ganando dos oros en fila, París 1924 y Ámsterdam 1928. Lo extraño del caso, para este país del cono sur, es que no ha vuelto a participar en unas Olimpiadas desde entonces. En México 1968, la selección azteca obtuvo un honroso cuarto lugar, pero de allí en fuera, nada; es más, los mexicanos se quedaron con las ganas de ir a Beijing tras la desastrosa eliminatoria que le costó el puesto al técnico Hugo Sánchez. El que estará representando al área de Concacaf será la selección de Honduras, la cual ya tuvo una participación en Sydney 2000.

¿Y las mujeres… qué?

No fue sino hasta Atlanta 1996 cuando el fútbol femenil se consideró deporte oficial en unos Juegos Olímpicos, siendo la selección de los Estados Unidos la gran protagonista, ganando oro en dos finales y plata en otra. Para esta edición en Beijing, el cuadro norteamericano intentará estar de nuevo entre las finalistas. Cabe señalar que en esta categoría no hay ninguna restricción de edad para participar.

Las ocasiones en que se han realizado competencias a nivel internacional, las selecciones femeniles han dejado un gran sabor de boca con su accionar; hemos podido ver a grandes talentos en acción, a equipos ordenados y compactos como los europeos y otros volcados a la ofensiva como Brasil y Estados Unidos. En Beijing se espera un torneo competitivo que enfrentará a ambas escuelas, la fortaleza contra la picardía, o que promete muchas emociones en la cancha.
Y ahora sí ¡que ruede el balón!

Sabía que…

• Figuras del balompié mundial que han participado en Juegos Olímpicos:
El brasileño Ronaldo, el polaco Grzegorz Lato, el húngaro Ferenc Puskás, el francés Michel Platini, el Ruso Lev Yashin y el mexicano Hugo Sánchez.

• Hungría es la selección que más veces ha ganado la medalla de oro en Juegos Olímpicos, con un total de 5. De los países latinoamericanos, Uruguay lidera con dos preseas doradas -conseguidas en París 1924 y Ámsterdam 1928, respectivamente- seguida de Argentina y España.

• En Londres 1908 la selección amateur del Reino Unido ganó el primer torneo internacional de fútbol orga-nizado en unos Juegos Olímpicos; mientras que Argentina es el vigente campeón de la justa celebrada en Atenas 2004.

• Desde Londres 1908 el fútbol ha estado presente en cada olimpiada, a excepción de Los Angeles 1932.

Fútbol varonil Beijing 2008
El torneo se divide en cuatro grupos:
Grupo A: Costa de Marfil, Argentina, Australia y Serbia
Grupo B: Holanda, Nigeria, Japón y Estados Unidos
Grupo C: China, Nueva Zelanda, Brasil y Bélgica
Grupo D: Corea del Sur, Camerún, Honduras e Italia

Fútbol femenil Beijing 2008
El torneo femenil contará con 3 grupos:
Grupo E: China, Suecia, Argentina y Canadá
Grupo F: Corea del Norte, Nigeria, Alemania y Brasil
Grupo G: Noruega, Estados Unidos, Japón y Nueva Zelanda

Para comentarios: [email protected]

Compartir

Más artículos de interes