El mexicano lleva 12 goles en 15 partidos con Leverkusen y se quedó a un tanto de igualar una legendaria marca de Hugo Sánchez

Si lo que quería Javier Chicharito Hernández eran minutos en la cancha, por fin los encontró con el Bayern Leverkusen. Y no ha defraudado. Le ha callado la boca a sus detractores. Está consolidado como un delantero letal en Europa y en titular indiscutible con el equipo de las aspirinas.

Javier bajó un escalón al salir de Madrid para regresar al Manchester United y luego partir para Alemania. En los dos primeros nunca encontró lugar seguro. El futuro se asomaba incierto para este goleador de raza que buscaba un lugar en el que fuera indispensable, no pieza de recambio. Y los goles llegaron: 12 en 15 partidos oficiales. Además, le faltó uno para igualar la marca de otro mexicano legendario: Hugo Sánchez, quien anotó en 8 partidos en fila un total de 10 anotaciones vestido de merengue. El Chicharito se quedó en 7 con igual número de dianas. No falta mucho para que tenga otra oportunidad.

El mexicano se ha ganado el cariño de la gente del Bayern. Su llegada a la Bundesliga ha sido impactante. Se anticipó como un fichaje estrella y lo ha confirmado a fuerza de trabajo, de humildad y de goles. Su olfato en el área lo ha convertido en el ariete de moda. Su técnico está feliz por su llegada y su desempeño en la cancha. “El hecho de que esté marcando con tanta frecuencia es extraordinario”, declaró Roger Schmidt al diario Marca.

Al Chicharito no le ha pesado ser el delantero referente. Su habilidad para ponerse frente al marco es fantástica. Fallas las sigue teniendo, pero siempre encuentra la manera de buscar más espacios para seguirlo intentando, por eso sigue marcando.

Javier está feliz. Ya no se come las uñas en el banco de suplentes. Su gran momento le ha pulido más un brillo que  sido visto desde Stamford Bridge, donde según el diario The Mirror, José Mourinho no lo ve con malos ojos para fortalecer el ataque del Chelsea ante la escasa producción de Diego Costa y un desaparecido Radamel Falcao. El tiempo lo dirá; mientras, el Chicharito la sigue rompiendo en Europa con un equipo que depositó en él toda su confianza… y no se equivocó. EC

Más artículos de interes