El Rebaño ya encontró un estilo con Matías Almeyda, solo le falta coronarlo con títulos. El de copa está más cerca

Matías Almeyda encontró la llave para destrabar a un equipo oxidado que hace apenas un año y medio estaba en peligro de descenso. Les costó trabajo, pero la regularidad los tiene peleando la cima de la tabla general gracias al estilo que les ha impuesto el técnico argentino y que se distingue por ser atrevido, refrescante y asfixiante. El Rebaño trata de jugar siempre de la misma forma. A veces se le complica, pero se le termina agradeciendo el esfuerzo.

En la copa que muy pocos quieren beber, pero que nadie despreciaría si la tuvieran en la mano y que le serviría de bálsamo a unos cuantos (como a Cruz Azul), Chivas ya se instaló en la final, la cuarta para ellos en cinco participaciones; y lo hizo ganándole al Monterrey en su propia casa y con todas sus estrellas extranjeras.

Chivas volvió a ser protagonista. Vergara encontró un poco de paz después de varias batallas perdidas y dinero despilfarrado. Los jugadores parece que disfrutan su trabajo en el rectángulo verde y que les sobran pulmones. La clasificación a la liguilla es un hecho. El campeonato de copa lo disputan en casa el 19 de abril contra Monarcas.

¿Qué falta? Lo más importante: ganar títulos. Chivas no se corona en la liga desde el Apertura 2006. Más de 10 años de sequía. En la copa le ha ido mejor, aunque de las pasadas tres finales que jugó el equipo rojiblanco solo ganó una, la del Apertura 2015.

Este es el momento. Las condiciones están dadas. El plantel ha demostrado que puede ganarle al que sea, que puede imponer su estilo en cualquier sede y que su ramillete de jóvenes están listos para dar el salto de calidad y convertirse en triunfadores, en campeones.

Pero es más fácil decirlo, que hacerlo. Morelia no va a ser pan comido en la final de copa. Por algo llegó tan lejos. A veces las distancias en la tabla son engañosas. Y falta ver lo que pasa en la recta final del torneo de liga, donde muchos favoritos han salido por la puerta de atrás. Pero mientras tanto Chivas ilusiona, algo que no pasaba desde hace tiempo. EC

Compartir

Más artículos de interes