Las Águilas del América no quieren que se les escape el único título que les queda en disputa. A ver qué dice Tigres

Las opiniones se dividen en cuanto al desempeño del América contra el Real Madrid en el Mundial de Clubes. Mientras unos dicen que fue digno y que el equipo dejó una buena impresión, otros lo fustigan tachándolo de timorato y de cobarde.

El resultado era de esperarse. Un regular cuadro merengue hizo apenas lo suficiente para salir con el triunfo sin esforzarse demasiado. El once mexicano hizo lo que pudo ante un rival simplemente superior que sabe aprovechar cualquier falla del contrario.

No hay tiempo para lamentarse. Pasada esa aduana en Japón, viene otra cuanto más complicada y significativa que la del Mundialito: justo el día de la Navidad el equipo del “Bigotón” La Volpe estará en acción disputando la final de la Liga MX contra el conjunto más compacto, más completo y más peligroso de México, los Tigres de la UNL.

Los de Coapa saben que es la última oportunidad para salvar el año del centenario, que tendrán que multiplicarse para no quedarse con las manos vacías después de meterse a todo pulmón a la final del torneo. Es todo o nada.

A ver si los norteños no los agarran cansados por el largo viaje y el cambio de horario, o en cambio se encuentran con unas Águilas encarriladas por su tren de actividad en los últimos días, con Sambueza y Renato Ibarra completamente recuperados y con la sed de venganza de un equipo herido pero con fuerzas para pelear.

En cuanto al conjunto dirigido por el “Tuca” Ferreti, solo están a la espera de la serie ante los capitalinos. Aprovecharon la forzada pausa para medirse con Veracruz, pero no es lo mismo; esa sería la única debilidad de los felinos: el prolongado tiempo de reposo. A pesar de todo, Tigres sigue siendo el favorito para quedarse con el cetro y darle una Feliz Navidad a su gente que de seguro llenará el estadio el 25 de diciembre.

¿Será una amarga Navidad para el América? ¿Podrá rescatar algo de lo perdido en su año de centenario? ¿Tigres le pondrá el último clavo al ataúd azulcrema? ¡Hagan sus apuestas mientras abren sus regalos de Navidad! EC 

Compartir

Más artículos de interes