América, Chivas, Cruz Azul y Pumas no se salvan de esta forma tan peculiar de burlarse de los demás en el Día de los Muertos

Aprovechando la celebración del Día de los Muertos qué mejor ocasión para reírse un rato de los llamados equipos grandes del fútbol mexicano, que con estas simpáticas calaveritas. Van por orden alfabético para que no empiecen a sospechar favoritismos ni nada por el estilo.

América: 

Presumían los aguiluchos, su pase exprés a la liguilla,

Los jugadores, “El Turco”, Peláez y compañía,

Cuando llegó la “pelona”, con la guadaña afilada,

Diciéndoles fuerte a todos, ¡se los llevó la fregada!

Pero no se pongan tristes, les dijo la calaca en serio,

Tendrán sus tumbas de lujo, allá en el cementerio,

Y para que no se aburran, sin estar haciendo nada,

Luego les mando a las Chivas, que andan de la patada.

Chivas:

Las chivitas celebraban, haber evitado el descenso,

Atrás quedaron la crisis, las derrotas y el suspenso.

Todos estaban contentos, desde el “Chepo” hasta Vergara,

Cuando la “flaca” aparece, con sonrisa simulada,

Y muy ingrata les dice: “Ni se emocionen, todo lo han soñado,

Porque desde hace unos días, no saben lo que ha pasado,

Sus vidas me pertenecen, tras la goleada de Santos,

Pues el patrón no aguantó, y los mandó pa’l camposanto.

Cruz Azul:

Dicen las malas lenguas, que los ‘pitufos’ rezaron,

Que se hicieron una limpia, que a los astros invocaron,

Para salir de la racha, que los tenía aletargados,

Y lograr un subcampeonato, a los que están acostumbrados.

Pero la muerte llegó, y se los llevó con ella,

Entre ellos al “Maza”, al “Chaco” y al “Flaco” Tena.

Ya todos en el panteón, armaron un amistoso,

Pero por ser pechos fríos, pronto acabó todo el gozo.

Pumas:

La directiva felina, quiere a Hugo Sánchez de vuelta,

Dice que con el “Macho”, la situación será resuelta,

Pero mientras pasa el tiempo, siguen jugando espantoso,

Y en la cancha los “pikolines”, compiten haciendo cada oso.

La calaca se cansó, de ver jugar a los Pumas,

Y mejor se los llevó, a su morada allá en las tumbas.

A ver si aquí sacan las garras, les dijo muy enojada,

Porque parecen gatitos, que se asustan de casi nada. EC 

Más artículos de interes