El equipo mexicano debuta en el Mundial de Clubes donde se podría ver las caras con el Real Madrid

Cruz Azul

A diferencia de otros equipos que tras no calificar a la liguilla se fueron de vacaciones, los Cementeros del Cruz Azul aun tienen una cuenta pendiente: disputar el Mundial de Clubes en el lejano Marruecos.

Pero el panorama para los celestes luce cuesta arriba, especialmente en la segunda etapa de este torneo, ya que en la antesala está a la espera el campeón de Europa, un Real Madrid que está en uno de sus mejores momentos.

La Máquina entra en acción el 13 de diciembre cuando se midan con el campeón de Asia, en cuartos de final. No hay que cantar victoria, pero el equipo australiano del W. Sydney Wanderers es el último en el torneo de ese país. Lo difícil viene después. Si los “Pitufos” pasan esta aduana chocan de frente contra el Real Madrid.

Vamos a ser optimistas con los azules y pensar que ya se deshicieron de los merengues, entonces ya estarían colocados en la final del torneo, donde de seguro el rival sería el equipo de San Lorenzo. Con la motivación de haber dejado al Real Madrid en el camino, el trámite sudamericano para beberse la copa sería pan comido. Suena bien, ¿no? Pero… ¡alto! Estamos hablando del Cruz Azul, un especialista en perder finales.

El equipo mexicano, quien tiene en sus filas al “Chaco” Giménez, quien ya enfrentó a los merengues en el mismo torneo, pero hace 14 años y vistiendo los colores del Boca Juniors, espera no hacer el ridículo y al menos superar el primer escollo y darle pelea a los españoles.

De esta manera y mientras en México se viva una fiesta con la final del torneo local, el equipo que más finales ha perdido (9) estará peleando otra batalla, una que de ganar le aliviaría un poco el ánimo tan castigado de una pésima temporada casera.

Compartir

Más artículos de interes