Un abogado deshonesto o mal preparado puede perjudicar sus sueños de regularizar su situación migratoria.

preguntas_que_hacer_a_su_abogadoAbogados fantasma, trámites que nunca avanzan, negligencia y falsedad son comunes a los procesos migratorios. Abra los ojos, no permita que la ineptitud o deshonestidad de otros le arruine la vida.

Pero los casos de estafas se repiten año tras año, y sin embargo son muchos los que siguen cayendo en manos de abogados sin escrúpulos que dan al traste con sus sueños –y con sus posibilidades– de regularizar su situación migratoria.

Muchas oficinas de abogados incluyen varias sillas de espera por donde pasan diariamente más personas de las que cualquiera puede atender eficientemente.

Piense: si hablar con su abogado es una misión prácticamente imposible, ¿tendrá tiempo de trabajar por usted?

No se deje intimidar. Su dinero vale y lo que está en juego es su futuro y el de su familia. Si ni siquiera puede hablar con su abogado, cámbielo. Son recurrentes los casos en los que las personas se ven obligadas a salir del país o a esperar más de lo adecuado por la desidia, el descuido o la ineptitud de un abogado.

Así que cuando vaya a contratar uno:

  • Pida referencias. Asegúrese de que reúna los requisitos necesarios para ejercer y de que esté acreditado por la Junta de Apelaciones de Inmigración.
  • Cerciórese de que el abogado no está bajo ninguna orden de la corte que le impida ejercer y pídale su licencia vigente de abogado.

Además puede buscar la ayuda de una organización reconocida por la Junta de Apelaciones de Inmigración, un estudiante de derecho, un recién graduado que esté siendo supervisado por un abogado elegible o un representante acreditado por dicha junta.

Recuerde que los notarios públicos y los asesores de inmigración no deberían darle consejo legal. En muchos países, la palabra “notario” se refiere a un individuo que es un abogado, pero eso no significa lo mismo en los Estados Unidos.

Lo importante es que usted tome cartas en el asunto, que confíe en la persona adecuada y que haga valer sus derechos como cliente.

Información cortesía de La Columna Vertebral de La Red Hispana

Compartir

Más artículos de interes