Antes de contratar los servicios legales de un profesional, conozca las funciones de cada uno para evitar malos entendidos.

Muchas personas no reconocen las diferencias cuando de servicios legales se refiere.

Uno de los términos que más confunde a la gente es el que prestan los denominados paralegales, cuyas funciones son diferentes a los servicios que puede prestar un abogado con licencia.

La primera tiene que ver con la educación

Un abogado tiene que haber cursado cuatro años de carrera universitaria para obtener su licenciatura, y luego asistir otros tres años a una escuela de leyes que esté acreditada por la Barra de Abogados de Estados Unidos (American Bar Association).Pero antes de ejercer como abogado, tiene que aprobar el examen de esta asociación.

Un abogado está capacitado para decirle, según su opinión de experto en leyes, lo que tiene que hacer un cliente y de representarlo ante un tribunal.

En cuanto a un paralegal…

Este podría o no tener un título de dos años o una certificación. En muchos casos, los que fungen como paralegales son capacitados por abogados que los contratan para que trabajen para ellos.

Un paralegal se dedica a redactar documentos y hacer investigación de carácter legal, básicamente encargándose de preparar el caso de un abogado.

El paralegal puede contestar preguntas del cliente o decirle lo que dicta la ley, pero nunca dar consejos legales ni representarlo en una corte.

Quién lo asiste en su caso, es decisión de usted.

Compartir

Más artículos de interes