Redacción EC | Diciembre de 2012

Cada año miles de personas en Estados Unidos utilizan los servicios de citas en internet, pero también lo hacen los ladrones cibernéticos para llevar a cabo sus estafas. Los delincuentes buscan a personas emocionalmente vulnerables, y una vez que establecen una conexión, intentan robarles su dinero y hasta involucrarlos en operaciones delictivas.

Los estafadores, quienes también utilizan las redes sociales y salas de chat en internet para encontrar a sus víctimas, suelen decir que son estadounidenses que viajan o que trabajan en el extranjero. Y sus víctimas más comunes suelen ser mujeres de alrededor de 40 años, que están divorciadas, viudas y/o discapacitadas.

Para realizar sus estafas, los delincuentes comúnmente:
• Envían un mensaje o una foto y le dicen que están interesados en conocerle. También pueden crear un perfil con in-tereses similares a los suyos en el sitio web del servicio de citas.
• Generan una conexión personal y se comunican con la víctima por chat durante semanas o hasta meses.
• Le envían flores u otros regalos.
• Una vez que se ganan su confianza, intentan sacarle dinero o implicarle en operaciones de lavado de dinero mediante el cobro de cheques falsos. También le pueden solicitar que envíe un paquete de mercancía robada sin que usted sepa que fue obtenido ilegalmente.

Para evitar caer en la trampa, lo mejor es usar servicios de citas en internet de buena reputación y que sean reconocidos a nivel nacional. Si el “enamorado” tiene las siguientes conductas, es probable que se trate de una estafa:

• Insiste en que se comuniques con él o ella a través de un correo electrónico personal o por un servicio de chat, en vez de comunicarse a través del sitio web del servicio de citas.
• Declara su amor al poco tiempo de conocerle.
• Asegura que es un estadounidense que reside o trabaja en el extranjero.
• Promete visitarle y cuando llega el momento de viajar cancela su vuelo a último momento por una situación grave e insólita.
• Pide dinero para cosas como viajes, emergencias médicas, el pago de cuentas de hotel o de hospital, el trámite de do-cumentos oficiales como visas, o porque ha perdido dinero en una mala operación financiera.
Para presentar una queja, visite http://www.ic3.gov/default.aspx o contacte a las autoridades locales. EC

Compartir

Más artículos de interes