Redacción EC | Septiembre 

Hay muchos delincuentes que se aprovechan de la necesidad de varias personas en el extranjero que sueñan con una vida mejor. Les ofrecen trabajos bien pagados, hospedaje y comida gratis en Estados Unidos. Pero una vez que ingresan al país ilegalmente vía México, el sueño se puede convertir en una pesadilla.

Eso fue lo que le pasó a un grupo de inmigrantes que eran obligados a trabajar por 16 horas seguidas, generalmente sin recibir pago; vivían en condiciones deplorables; los intimidaban y los amenazaban físicamente; y para mantenerlos bajo control, algunos eran agredidos violentamente. En 2010 el FBI y otras autoridades federales finalmente dieron con la banda responsable de traficar y esclavizar a estas personas.
El tráfico de personas y la esclavitud, también conocido como la trata de personas, es una de las actividades criminales de mayor crecimiento a nivel mundial. Aunque en este caso los inmigrantes provenían de Ucrania, los delincuentes frecuentemente encuentran a sus víctimas en diferentes partes del mundo, incluyendo Latinoamérica.

Sin embargo, las víctimas del tráfico de personas tienen derechos, y además algunas podrían permanecer en Estados Unidos mientras se investiga su caso.

Los siguientes indicadores podrían revelar si alguien es una víctima:


• Los individuos no tienen contacto con sus amigos o familiares y no tienen acceso a documentos de identificación, cuen-tas de banco o dinero en efectivo.
• En los lugares en donde trabajan se utilizan métodos de manipulación psicológica y de control físico.
• Las personas viven en casas o departamentos en condiciones inhumanas.
• Sus comunicaciones y movimientos siempre son monitoreados.
• Viven en diferentes lugares en un periodo corto de tiempo.
• Viven en lugares donde se utilizan cercos y candados para confinarlos.
• Trabajan horas excesivas e inusuales sin paga o con muy poca paga.
• No pueden tomar descansos durante el trabajo o días libres y tienen restricciones laborales inusuales.
• Tienen lesiones relacionadas con su trabajo que no pueden explicar o no reciben tratamiento por las enfermedades que padecen.
Si usted es testigo del tráfico de personas o de esclavitud laboral contacte al Centro Nacional de Recursos Contra la Trata de Personas al 1 (888) 373-7888 y solicite hablar con alguien en español. También puede contactar al FBI en www.fbi.gov/espanol/contactar. EC

Compartir

Más artículos de interes