Si usted es víctima de un accidente, o padece una enfermedad discapacitante, no sólo deberá pagar cuentas de atención médica, sino también perderá la capacidad de tener ingre-sos. Por esa razón es tan importante proteger su entrada salarial con un seguro de incapacidad.

De acuerdo a LIFE Foundation, una organización sin fines de lucro de información acerca de seguros, el de incapacidad es el más ignorado e incomprendido.

Para ayudar a los consumidores a reconocer la importancia de tener este tipo de seguro, la organiza-ción ofrece información con respecto a los mitos más comunes asociados al seguro de incapacidad.

1. “Viviré de mis ahorros hasta que pueda volver a trabajar”.

La mayoría de las personas sobrevaloran los recursos de que disponen para cubrir sus gastos en caso de que una enfermedad o lesión debilitante les impida ganarse el sustento. Según una encuesta de LIFE Foundation, el 50 por ciento de los estadounidenses que trabajan afirman que comenzarían a confrontar dificultades financieras antes de un mes. Asimismo, uno de cada cuatro encuestados tendría problemas inmediatamente. Tenga en cuenta que, con frecuencia, las enfermedades o lesiones debilitantes duran meses o incluso años.

2. “No lo necesito”.

No trabajo en una profesión peligrosa. Las enfermedades, no los accidentes, componen el 90 por ciento de las discapacidades que impiden trabajar, y gran parte de las mismas no está relacionada con la profesión.

3. “El gobierno me ayudará financieramente”.

Los programas del gobierno son un buen plan complementario, pero no deben convertirse en su línea principal de defensa. La compensación al trabajador sólo ampara a personas que sufren discapacidad relacionada con su trabajo. Si reclama alguna vez beneficios de seguridad social, tenga en cuenta que aproximadamente el 45 por ciento de los solicitantes son rechazados inicialmente, y aquellos cuyos casos son aceptados reciben un beneficio mensual pro-medio de sólo 1,063 dólares.

Cuando su salario está protegido, su vida –desde los víveres que compra hasta su vivienda y su auto– también lo estará.

Visite www.protectyourpaycheck.org para obtener más información.

Esta columna no pretende sustituir los consejos y ayuda legal que sólo un experto en la materia puede brindar

Dirija sus comentarios a [email protected].

Compartir

Más artículos de interes