Según una encuesta de productividad laboral realizada por Microsoft, en la actualidad los trabajadores enfrentan más distracciones que nunca, como los mensajes de texto, la internet, el correo electrónico e incluso los teléfonos celulares, lo que junto a otro tipo de prácticas como algunas reuniones semanales ineficaces, contribuyen a disminuir la productividad del trabajador.

No obstante, hay algunos “trucos del oficio” que pueden ayudar a que el trabajador sea más productivo y disfrute el día como resultado.

1. Anote sus tareas antes de empezar el día.

Quizás le pueda parecer simple, pero con una lista a mano, es más fácil hacer sus labores y evitar la distracción. Debido a la existencia de la internet y el correo electrónico personal, resulta fácil olvidarse de todo lo que necesitamos hacer en un día determinado. Antes de salir de la oficina cada noche, haga una lista de tareas que debe hacer al otro día.

Esta lista puede funcionar como un recordatorio a la mañana siguiente, y ayuda a que el trabajador se concentre en las tareas asignadas.

2. No use demasiado la internet.

La internet puede ser el principal causante de la pérdida de productividad laboral en la historia. Si bien el acceso a la red puede ayudar a que el trabajador mantenga determinado nivel de cordura durante la semana laboral, dedicarle demasiado tiempo no le hace bien a nadie (excepto a los anunciantes de la web, por supuesto).

Si tiene que navegar por la internet todos los días, hágalo en intervalos establecidos como la hora del almuerzo o al término de la jornada de trabajo.

3. Sea una persona organizada.

El desorden en el escritorio o el área de trabajo de la computadora o de la oficina, es un factor reconocido por gran parte de los trabajadores de la nación como perjudicial para su productividad. Mantenga todo lo que necesita a mano, y cree un sistema mediante el cual pueda encontrar fácilmente lo que busque.

Por ejemplo, guarde los documentos importantes en archivos mensuales o semanales, para poder encontrarlos más fácilmente cuando los necesite. La pérdida de tiempo buscando documentos puede socavar la productividad, y aumentar el estrés relacionado con el trabajo.

4. Deshágase de lo que no funciona.

Si más del 70 por ciento de los participantes en una reunión la consideran improductiva, considere cancelar todas las reuniones. Podría ser más eficiente analizar simplemente los asuntos por correo electrónico o individualmente. Sin embargo, si su oficina no hace reuniones, y la comunicación entre departamentos es problemática o inexistente, considere entonces las reuniones semanales.

Cada compañía es diferente, y cada semana, mes o año también lo es. Para que las cosas se mantengan vigentes y productivas, siga buscando maneras de aumentar la productividad, y de hacerle el día laboral más agradable a todos.

Contenido cortesía de Metro Editorial Service (MS)

Díganos su opinión. Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527.

Compartir

Más artículos de interes