El Model S, con nuevas baterías, podrá pasar de 0 a 60 millas por hora en 2,5 segundos

«Obviamente, sabemos que son automóviles caros, pero sin clientes que estén dispuestos a pagar un Model S o un Model X, no podríamos obtener financiación para el desarrollo del más pequeño y asequible Model 3».

Palabra de Elon Musk, fundador y alma mater de Tesla, el fabricante estadounidense de coches de lujo, después de confirmar lo que venía siendo un rumor a gritos en las semanas previas. Los clientes de un Model S pueden optar ya al coche eléctrico producido en serie con la mayor autonomía eléctrica: 315 millas según las normas de homologación estadounidenses, o 613 kilómetros si se toman las más laxas que se aplican en México.

Tesla frontalLo más impresionante del asunto será su capacidad de aceleración. Co la nueva batería de 100 kilowatios por hora, su modelo más popular, el S, pasará de 0 a 60 millas en 2,5 segundos, lo que lo sitúa como el tercer carro más rápido del mundo detrás del Ferrari LaFerrari y el Porsche Spyder

Kilómetro arriba o abajo, sus potenciales compradores también tendrán que pagar una factura récord en la casa: 134.500 dólares (unos 120.000 euros al cambio actual) si es la berlina Model S, y 135.500 dólares si hablamos del todocamino Model X. Aunque en este caso, y por el mayor peso del coche y su peor aerodinámica, la distancia máxima a recorrer con una recarga y en condiciones óptimas se reduce ligeramente: 289 millas o 542 kilómetros.

Tesla panelHay que precisar que no se trata de coches completamente nuevos, sino versiones con una batería mejorada de 100 Kwh (kilowatios hora) de capacidad frente a los 90 que se ofrecían hasta ahora como máximo. Por eso, a quienes, por ejemplo, tengan encargado un coche con esta batería y prefieran optar al nuevo, tendrán que pagar un sobreprecio de 10.000 dólares. O 20.000 si ya estaban usando el vehículo y quieren acceder a la mejora.

Todo, con el objetivo de seguir acumulando fondos para el proyecto del Model 3 sobre el que se sustenta el futuro de Tesla, al menos con la misión trascendental que Musk quiere darle, ya que, en su manera particular de entender las cosas, un planeta lleno de coches eléctricos «será un mundo mejor».

electrico teslaEl nuevo vehículo no estará en la calle hasta bien avanzado el año 2017, como muy pronto, y el objetivo es hacer de él un «eléctrico para las masas» gracias a su precio de 35.000 dólares. Es decir, la mitad de lo que cuesta el Model S más barato. De hecho, hay analistas que consideran que este vehículo será para Tesla lo mismo que el iPhone para Apple, argumento que justificaría las cerca de 400.000 reservas que había conseguido a los pocos días de su presentación mundial y que le metieron en el bolsillo a Musk casi 400 millones de dólares.

@pscarpe

 

Compartir

Más artículos de interes