Cuando un carro sufre daños o se reporta como pérdida total debido a una de estas causas: inundación, incendio, accidente o desastre natural, el estado en el que haya quedado se debe incluir en el título de propietario.

Desafortunadamente, hay personas que no reportan el incidente en el documento, ocultándolo con la reparación del mismo o camuflando los daños.

Joshua Steffan, director de Experian Automotive, señala que “muchas veces, el comprador no se da cuenta de la verdadera condición del vehículo hasta que ya hizo la compra, y es cuando ya ha conducido el vehículo que empieza a experimentar problemas relacionados con el daño oculto”.

La Oficina de Estadísticas de Transporte indica que con la recesión impulsando la demanda de vehículos usados en los últimos años, los casos de lavado de título también se han incrementado.

autos usadosSiga estos consejos para identificar anomalías: 

• Inspeccione el auto con un mecánico.

Para estar seguro de las condiciones mecánicas del auto, llévelo a un taller para que lo inspeccionen. Algunas personas que se quieren pasar de listos, son profesionales y pueden haber reconstruido un coche tan bien que es difícil detectar alguna falla cuando el comprado prueba él mismo la unidad.

• Adquiera un informe del historial del vehículo.

La mayoría de los títulos alterados mantienen sus números originales de identificación (VIN), que es todo lo que necesita para obtener un informe AutoCheck. El reporte incluye información sobre el estado del título, una revisión de los posibles problemas, un control del odómetro y si ha sufrido accidentes o daños por cualquier otro motivo.

• Revise la pintura.

La pintura fresca en los coches nuevos puede indicar que el vehículo ha estado en un accidente y se le ha hecho trabajo en la carrocería. Si los paneles de instrumentos no coinciden y el millaje es muy bajo, también pueden ser señales de alerta.

• Busque señales de deterioro.

Fíjese en la decoloración en los asientos, cinturones de seguridad o paneles de las puertas que podrían indicar depósitos minerales dejados por inundaciones. Un vehículo dañado por agua podría oler a moho o humedad. Si detecta un fuerte olor a productos de limpieza, puede ser que el vendedor ha tratado de esconder el olor a humedad.

• Verifique el VIN.

Asegúrese siempre de que el VIN en el papeleo del vehículo coincide con el que en el vehículo.

El título de un vehículo es la clave para saber si el carro que va a comprar vale la pena. Realizar los pasos antes mencionados requieren una pequeña inversión, pero son necesarios para evitar gastos mayore o la pérdida total de su dinero. EC

categoria autos en venta

Compartir

Más artículos de interes