Para sacar el mayor provecho al funcionamiento de su auto, ponga especial atención a algunas áreas que regularmente son las más afectadas por el uso diario; aunque con un mantenimiento básico, pudieran extender y mejorar su funcionamiento.

Ponga atención a lo siguiente: 

Las llantas y el camino.

Muchos conductores no se preocupan por las llantas hasta que algo sale mal: una pinchadura, un recorrido irregular del auto, etc., pero su mantenimiento es primordial para el ahorro de dinero y para su protección personal y la de su familia, cuando se viaja en carretera.

Revise la presión de las llantas una vez al mes (hágalo por lo menos tres horas después de estacionar el auto o antes de empezar a conducir) y ajústela correctamente.

categoria autos en ventaSi no sabe la presión correcta de las llantas, puede buscarla en el manual del propietario o en uno de los costados de la puerta del conductor. Las llantas infladas con la presión correcta contribuyen a una mayor eficiencia de combustible, duran más y funcionan mejor.

Mantenimiento básico.

Un motor en malas condiciones puede aumentar el consumo de combustible, además de poner en peligro piezas y componentes cuya reparación o reemplazo suele tener un alto costo.

Un mantenimiento básico del motor incluye el cambio de bujías, aceite, filtros y mantenimiento del sistema de enfriamiento. No se olvide de lavar el sistema de enfriamiento regularmente. La alineación apropiada de las ruedas es otro factor que afecta el gasto de gasolina.

Remplazar los filtros de aire obstruidos es otro consejo fácil que sólo le tomará unos minutos. Los filtros impiden que las impurezas del aire dañen los componentes internos del motor.

autos usadosBusque el desgaste en las llantas.

Si las llantas se gastan irregularmente, podría causar un funcionamiento torpe del vehículo y un alto consumo de combustible. El desgaste desigual del dibujo es generalmente un indicador de otros problemas, como alineación o balanceo incorrectos, que si no se revisan podrían convertirse en una reparación más grande y costosa.

No exceda los límites de velocidad.

Conducir sobre el límite de velocidad o acelerando y frenando repentinamente puede aumentar la cantidad de combustible que consume el auto; esto sin contar que estaría poniendo en peligro su integridad física y la de otros conductores.

Compartir

Más artículos de interes