Redacción EC | 23 de enero de 2012

 

Los carros último modelo tienen un precio promedio de 30,000 dólares. Y cuando puede darse el lujo de comprar uno, usted querrá que le rinda el mayor tiempo posible para no hacer un gasto igual por muchos años. Pero el buen mantenimiento aplica también a los autos usados.

 

“El tiempo y las millas recorridas son las dos fuerzas que luchan por destruir todo automóvil”, explica Tom Taylor de RockAuto.com. “Darle al coche una lavada y encerado ocasional es bueno, pero no tiene tanta importancia como un mantenimiento regular”.

 

Los siguientes consejos le ayudarán a extender la vida útil de su automóvil sea nuevo o usado:

 

1. Guarde el auto en el garaje. Usar el garaje para el auto y no para guardar otros objetos le ayudará a evitar el desgaste acelerado que provoca la exposición prolongada a los elementos. En caso de estacionarlo en un cobertizo protegido parcialmente o con una manta, inspeccione regularmente por debajo del cofre para detectar señales de insectos y otros animales, como las ratas, que pudieran roer algunos componentes.

 

2. Cumpla con los plazos de mantenimiento. El mantenimiento general de su vehículo es clave para su buen funcionamiento. Seguir al pie de la letra la programación de mantenimiento que indica el manual del propietario es importante para proteger su vehículo.

 

3. Maneje con inteligencia. No hay nada de malo en aumentar la velocidad ocasional, pero consistentemente. La aceleración demasiado rápida ejerce presión innecesaria en el motor y otras piezas en movimiento. Asimismo, detener la marcha o girar con demasiada rapidez puede desgastar prematuramente los frenos y la amortiguación. Si tiene que encender el motor en bajas temperaturas, tómelo con calma al principio. Manejar un poco más metódicamente que lo usual mientras el motor se calienta contribuirá a su protección.

 

4. Maneje menos. Las millas que se recorren en autopista son las menos perjudiciales para su vehículo. Pero eliminar los viajes innecesarios en su vida cotidiana puede materializarse en resultados notables, pues el movimiento y paradas constantes pueden dañar su automóvil. Si puede reducir sus viajes en unas 5 millas por día durante 10 años, se ahorrará 18,000 millas de recorrido. Ese millaje equivale a 4,000 dólares en piezas de repuesto, depreciación y gasolina. Y no sólo ahorrará dinero, sino que también le impondrá menos estrés a su vehículo, lo cual deberá aumentar su vida útil. EC

 

Información cortesía de ARAcontent

Compartir

Más artículos de interes