José F. Sánchez. Los Angeles | 4 de noviembre de 2011

 

La industria automotriz es de movimiento constante, todo por complacer el gusto del consumidor y de paso revitalizar sus finanzas por concepto de ventas.
Para el 2012 se espera que hayan unos 300 nuevos modelos de diferentes fabricantes, lo que ha provocado que otros que no han tenido tanto éxito pasen a la lista de descontinuados. Entre ellos figuran los siguientes:

 

1. Ford Crown Victoria. Favorito de los departamentos de policía y las compañías de taxis, el último Crown Victoria acaba de salir de ensamblaje en Canadá apenas el pasado mes de agosto. ¿La razón? Los altos costos para actualizar la vieja plataforma Panther. De esta forma, Ford no tendrá en venta ningún sedán de 8 cilindros por primera vez desde 1932.

 

2. Chevrolet HHR. Tomando en cuenta el éxito inicial que tuvo el PT Cruiser de Chrysler con ese toque retro en su diseño, General Motors decidió crear su propia versión con el HHR, pero no obtuvo resultados positivos en cuanto a ventas. Al igual que su contraparte, el HHR no se actualizó lo suficiente para permanecer en el gusto del público y pronto pasó al olvido.

 

3. Honda Element. Este es otro experimento que surgió como una llamarada pero que se extinguió como un cerillo. Al principio tuvo buena aceptación entre los consumidores, pero pronto el diseño cuadrado y algunas fallas en cuanto a la calidad acabaron con el encanto. En el 2003 se vendieron unas 70,000 unidades, pero la producción bajó drásticamente en el 2010 cuando únicamente se vendieron 16,000.

 

4. Dodge Dakota. El modelo se promocionó como una camioneta de tamaño medio, pero cuando otras pick-ups seminuevas de tamaño grande se podían conseguir por el mismo precio o hasta más baratas, la Dakota cayó en picada, tanto, que Chrysler ya no la fabricará más.

 

5. Ford Ranger. Otra camioneta que dirá adiós es la siempre popular Ranger, esto a pesar de que este año se vendió más que el Taurus y el Fiesta, y de que una versión mejorada saldrá al mercado en otros países el año que viene. La razón de su extinción son los altos costos de producción para el mercado estadounidense. Adiós a un clásico. EC

Compartir

Más artículos de interes