La compra de un auto nuevo no es algo común y corriente; en cambio, para muchos consumidores es uno de los gastos más importantes solamente superado por la compra de una casa.

De acuerdo a estadísticas de la Asociación Nacional de Concesionarios de Automóviles, en Estados Unidos el precio promedio de un auto nuevo es de $28,400.

Por esta razón, es importante saber cómo hacer un buen negocio.

Durante las negociaciones que se llevan a cabo en la compra de un auto nuevo o un auto usado, se utilizan términos que al parecer son fáciles de entender, pero que no está de más saber exactamente a qué se refieren y de qué forma afectan la compraventa de un vehículo.

A continuación le presentamos una lista de algunos de los términos que usted puede escuchar cuando esté negociando el precio de un auto nuevo:

Precio de factura (Invoice Price)

Es el costo inicial que el fabricante le factura al concesionario. Usualmente, este precio es más alto que el costo final que paga el concesionario ya que recibe rebajas, deducciones, descuentos y premios de incentivo.

Generalmente, el precio de factura debería incluir el costo del flete (también conocido como cargo de destinación y entrega).

Si usted está comprando un auto sobre la base del precio de factura (por ejemplo que especifique en el contrato alguna de las siguientes cláusulas: “al precio de factura”, “$100 debajo del precio de factura”, “dos por ciento por debajo del precio de factura”) y el costo del flete ya está incluido, asegúrese de que no le vuelvan a sumar este costo en el contrato de venta.

Precio base o precio básico (Base Price)

Es el costo del automóvil sin las opciones, pero incluye el equipo estándar y la garantía de fábrica del vehículo. Este precio está impreso en la etiqueta de precio Monroney.
Etiqueta de precio Monroney o MSRP (Monroney Sticker Price)

Indica el precio básico del auto, las opciones instaladas con el precio sugerido por el fabricante, el cargo de transporte del fabricante y el rendimiento de combustible por milla recorrida.

Esta etiqueta que debe estar adherida a la ventanilla del automóvil, es requerida por ley federal y únicamente puede ser removida por el comprador.
Etiqueta de precio del concesionario (Dealer Sticker Price)

En general es una etiqueta autoadhesiva suplementaria que indica el precio de la etiqueta Monroney más el precio sugerido para la venta minorista según las opciones instaladas por el concesionario, como por ejemplo una remarcación adicional del concesionario o ADM (Additional Dealer Markup), el margen de ganancia adicional del concesionario o ADP (Additional Dealer Profit) o el costo de la preparación del vehículo efectuada por el concesionario y la protección contra la corrosión.Información cortesía de GobiernoUSA.gov y la Comisión Federal de Comercio (FTC)

Díganos su opinión. Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527.

 

Foto principal de creditoreal.com.mx

Compartir

Más artículos de interes