Daniel Silva, autor de varios best sellers, presenta su nuevo libro de espionaje titulado “El atraco”

Nada mejor que pasar los ratos libres devorando una buena novela. Y si lo que busca es una historia llena de suspenso, entonces le recomendamos dejarse atrapar por el estilo inconfundible del autor Daniel Silva, quien presenta “El atraco” una novela de espionaje que no tiene pierde.

El legendario agente secreto, Gabriel Allon, personaje recurrente en las novelas de Silva, regresa en esta ingeniosa trama de intriga internacional, en la que el lector viajará junto con Allon a través de Venecia, París, Córcega, Londres y otras ciudades europeas, mientras el avezado espía, también restaurador de arte, se lanza a la búsqueda de una importante pintura del siglo XVII robada décadas atrás.

Allon recibe una llamada que lo saca de la romántica Venecia en donde se encuentra trabajando en un retablo y lo lleva hasta una elegante villa en el lago Como, sitio del extraño y macabro asesinato de un traficante de arte robado. A cambio de limpiar el nombre de uno de sus amigos involuntariamente involucrado en el caso, un general italiano pide a Allon que encuentre al responsable, lo que deberá llevarlo también al anónimo comprador de una de las obras de arte más buscadas, el Caravaggio llamado «Natividad con san Francisco y san Lorenzo».

Para lograr resolver el asesinato y recuperar la pintura, Gabriel debe idear un atrevido plan, y para que éste tenga éxito, debe conseguir que todos sus elementos funcionen con la precisión de un reloj. Deberá echar mano de viejos amigos y ocasionales aliados. Repentinamente, mientras lleva a cabo su meticuloso plan, su búsqueda sorpresivamente le abre la oportunidad de dar un golpe mortal a los recursos financieros de uno de los más importantes y despiadados tiranos de Medio Oriente. Deberá hacerse de la ayuda de una valiente mujer, pieza clave en su operación, y quien ha sufrido dolorosas pérdidas en manos de los gobernantes de su país de origen.

En “El atraco”, Daniel Silva no solo nos descubre el mundillo de la cuarta actividad delictiva más lucrativa del mundo, sino que en ocasiones utiliza el arte de la pintura para describir a sus personajes, comparándolos con cuadros o técnicas de los grandes Maestros. El humor tiene presencia en las figuras divertidas que emplea para describir a ciertos individuos.

“El atraco” es una lectura cautivante que deja la sensación de vivir en un mundo aparente, en el que los acontecimientos notables no son lo que parecen, mientras toda una serie de hechos obscuros, negociaciones por lo bajo y actividades secretas parecen ser la normalidad que solo unos pocos elegidos tienen el privilegio de conocer o incluso, provocar. EC

Más artículos de interes