El portero mexicano del León aceptó el llamado de la selección de Estados Unidos al ver un mejor futuro que en el equipo azteca

Habla perfecto español. Nació en el merito Aguascalientes, pero su estampa lo delata. Hijo de una familia de misioneros cristianos que se enamoraron de México, William Yarbrough ha vivido toda su vida en territorio azteca.

Formado en las fuerzas básicas de Chivas y Pachuca, el casi albino guardameta le agarró cariño al deporte nacional. Ahora, con 26 años y dos títulos con los Panzas Verdes del León, el arquero ha dado otro paso hacia arriba. Acaba de jugar con la selección mayor, un sueño siempre acariciado. Parecía uno más entre sus nuevos compañeros. Aquí no desentonaba. Aquí no era el diferente. Lo que pasa es que su debut fue con la selección de las barras y las estrellas. Klinsmann no lo ignoró. El técnico sabe que necesita sangre joven para tomar las llaves del marco que ahora defienden lo mismo Tim Howard, que Nick Grimaldo o Brad Guzan. Yarbrough aceptó el reto sabedor de que con México la competencia es muy dura. Por encima de él tienen preferencia otros 4 o 5 porteros de gran nivel.

El cancerbero no piensa dar marcha atrás en su decisión. Ya no se pondrá la verde (la del Tri). “Sería una falta de respeto para el equipo de Estados Unidos”, dijo William contento y sereno por haber sido tomado en cuenta por el equipo del norte.

Ironías de la vida, el meta esmeralda podría ser de la partida en el choque Estados Unidos vs. México el próximo 15 de abril en el Alamodome de San Antonio. ¿Sentimientos encontrados? Muchos. Pero Yarbrough es, ante todo, un profesional. “Si me toca jugar ese partido, defenderé el arco (de Estados Unidos) a muerte”, declaró tajante en una entrevista a ESPN.

El hidrocálido lo tiene claro. Está en plenitud de edad y condiciones. No desaprovechó la oportunidad de ser llamado a una selección. Como se está viendo más a menudo en todo el mundo, tenía dos opciones para elegir. Optó por la más segura y por la que le ofrece en estos momentos una posible plaza, una que con México, no iba a estar disponible en mucho tiempo. EC 

Compartir

Más artículos de interes